Primeros auxilios

Ataques epilépticos (convulsiones)


Los ataques epilépticos no son una emergencia médica y en general las convulsiones son de corta duración, es decir, de unos cuantos minutos y si los ataques duran más de quince minutos, llamar al médico.

Recomendaciones generales a seguir:

– No trate de sostener a la víctima durante las convulsiones.

– No le golpee la cara. No salpique agua sobre la cara del paciente.

– No ponga su dedo o un objeto fuerte entre los dientes del afectado.

– Retire los objetos que puedan lastimar al paciente.

– Cuando haya pasado el ataque, traslade al paciente a un lugar confortable y déjelo dormir si desea.

Botiquín de primeros auxilios


A continuación te daremos una lista de elementos para equipar un botiquín de primeros auxilios.

Los artículos que se describen en esta lista pueden ser envueltos en plástico para protegerlos contra la humedad y guardarse en una caja o maleta. Esta maleta debe guardarse en un sitio fácil de encontrar y llevarla consigo en cualquier viaje.

ARTICULOS DE PRIMEROS AUXILIOS

– Gasas esterilizadas en sobres cerrados 5 x 5 cm. para heridas pequeñas. Estos deben estar en paquetes esterilizados. No trate de fabricarlos usted mismo.

– Gasas esterilizadas en sobres cerrados 10 x 10 cm. para heridas largas y como apósito para tratar de parar el sangrado.

– Rollos vendas de 5 x 5 cm. 2 Para mantener el apósito sobre la herida.

– Tela adhesiva. 1 rollo.

-Toallas de baño, pequeñas. 2 Para vendajes o apósitos. Las toallas usadas o sábanas son las mejores. Córtelas en dimensiones necesarias para cubrir las heridas. Las toallas pueden usarse como vendajes para quemaduras y se pueden mantener firmes con un vendaje triangular. Las toallas y sábanas deben lavarse, guardarse y envolverse con papel grueso. Si no se usan, lávense las toallas nuevamente cada 3 meses.

– Jabón.

– Antisépticos (agua oxigenada, pervinox).

– Tabletas de sal.

– Bicarbonato.

– Linterna

– Alfiler de seguridad 4 cm. de largo (seguros).

– Tijeras con puntas redondas. 1 Para cortar vendajes o ropa que cubre la herida.

– Pinzas. 1 Para remover el aguijón dejado por picadura del insecto (avispas).

– Tablas de 5 mm de grueso por 9 cm. de ancho y de 30 a 38 cm. de largo. 12 Para entablillado de la pierna o brazo fracturado.

– Pequeñas tablillas de madera de 5 x 10 cm. para entablillar dedos fracturados o mezclar soluciones.

Control de hemorragia abundante


Una hemorragia profusa proviene de la laceración de una o varias venas o arterias. Pérdida de sangre por éstas heridas puede causar la muerte del accidentado en 3 a 5 minutos.

CONDUCTA A SEGUIR:

– Sin pérdida de tiempo ponga su mano directamente sobre la herida y mantenga una presión constante.

– Ponga un pedazo de tela limpia o lo que se tenga (toalla de mano, repasador, corbata, etc.) sobre la herida y presione firmemente con la mano.

– Levante la parte afectada a un nivel más alto del cuerpo, si no hay fractura.

– Mantenga a la víctima acostada.

– Llame al médico con urgencia. Ahora debe revisar las necesidades de las otras víctimas.

– Mantenga a la víctima abrigada. Cúbrala con sábanas u otra cubierta y ponga algo por debajo de él, para que el accidentado no está sobre superficie mojada, fría o húmeda.

– Use un torniquete en el caso que no pueda controlar una hemorragia debido a trituración, amputación o laceración accidental de un brazo o una pierna. Como torniquete, use un pedazo ancho y resistente de cualquier tela..Nunca use alambre, soga u otro material parecido. Aplique el torniquete alrededor de la parte superior del miembro y por encima de la herida. Amarre un medio nudo, ponga un pedazo de palo o rama encima y haga otro nudo, y dele vueltas hasta que ajuste lo suficientemente para parar la hemorragia. No cubra el torniquete. En el caso que el doctor se demore en llegar, afloje el torniquete cada 20 minutos. Si la hemorragia ha parado, deje el torniquete ligeramente suelto y listo para volverlo a ajustar en caso de que el sangrado se presente nuevamente. Vigile el torniquete constantemente hasta que la víctima sea hospitalizada.

Esguince de tobillo (Torcedura)


Los síntomas de un esguince o torcedura de tobillo pueden ser leves o importantes a saber:

  • Dolor que aumenta con la movilización.
  • Hinchazón o inflamación.
  • Puede haber hematoma.

Conducta a seguir:

  • Reposo.
  • Elevar la pierna afectada.
  • Colocar hielo 10 en forma intermitente (no directo, interponiendo una toalla).
  • Realizar un vendaje con presión moderada.
  • No apoyar el pie al caminar.
  • Consulta con el médico.

Fracturas


Los primeros auxilios en casos de fracturas de huesos consiste principalmente en evitar mayor daño u otra fractura.

Hay dos tipos de fracturas:

Fractura cerrada: Cuando el hueso está fracturado pero la piel está intacta

Fractura abierta (compuesta): Fractura del hueso con perforación de la piel por los fragmentos. Debe sospecharse la presencia de una fractura en caso de que la forma del miembro afectado haya perdido su apariencia o forma natural.

Llame al médico o lleve al paciente a un hospital, después de que la parte afectada ha sido inmovilizada. No mueva a la víctima hasta que se haya inmovilizado la fractura a no ser que el paciente este en peligro inminente.

En caso de fractura cerrada trate de restablecer el brazo o pierna fracturada a su posición natural sin causar dolor o molestia al paciente.

Aplique el entablillado. El largo de las tablillas debe ser tal, que sobrepase la articulación por encima y debajo de la fractura. Puede usarse cualquier material con tal que sea firme: una tabla o lámina ancha de metal. Pueden usarse también periódicos enrollados o revistas gruesas. Use pedazos de trapo u otro material suave para ponerlo entre el miembro fracturado y la tablilla. Mantenga el entablillado en su sitio con la ayuda de una venda o pedazo de tela alrededor.

Si las fracturas son de los dedos de las manos y brazos pueden mantenerse firmes poniendo la mano o brazo fracturado sobre una almohada y usando unas cuantas vendas o trapos largos.

En caso de fractura abierta aplique un vendaje alrededor de la herida para controlar el sangrado. Puede usar también un pañuelo, gasa o un pedazo de trapo limpio sobre la herida. Presione firmemente para contener la hemorragia.

En caso que no tenga nada a su alcance ponga sus manos sobre la herida presionando ligeramente para controlar el sangrado. Sostenga firmemente la gasa o apósito sobre la herida y asegúrelo con una venda, pañuelo, o corbata. Mantenga a la víctima en posición acostada.

Aplique el entablillado en la forma como se explica en el tratamiento de fracturas.

No trate de estirar la pierna o brazo fracturado para volverlo a su posición natural.

Siempre de inmediato consultar con el médico.

Herida abdominal abierta


Primero que nada llame al médico de urgencia.

Siga las siguientes indicaciones SOLO en el caso que no llegue el médico:

– Empuje suavemente el órgano salido dentro de la cavidad.

– Tape la herida con una cubierta húmeda y sosténgala firmemente con una venda.

– El objetivo es para la hemorragia.

– Vendaje debe ser firme pero no ajustado.

Heridas cortantes


– Lo primero que se debe hacer es tratar de parar el sangrado con gasas, vendas, toalla con lo que uno tenga a mano en lo posible limpio y la urgencia dependerá de la intensidad del sangrado y del tipo de lesión.

– En el caso de brazos y piernas se debe levantar el miembro lesionado y comprimir la herida manteniéndola apretada todo el tiempo hasta que pare o reciba ayuda profesional ( no hacer torniquetes).

– Cuando se trata de heridas en tórax o abdomen la situación se complica porque por más que apretemos desde el exterior si la herida es profunda se puede estar desarrollando una hemorragia interna y más si es herida de cuchillos, navajas o balas, en ese caso acostar al accidentado y llevarlo cuanto antes al lugar más cercano de atención.

– Si la herida esta sucia se debe lavar con agua y luego desinfectar con pervinox o merthilate desde el centro de la herida hacia afuera cubrir con gasas limpias.

– Consultar con el médico, porque puede requerir de antibióticos o antitetáica y para control de infección en días posteriores.

Heridas por frío (congelación)


Los síntomas de las heridas por frío son:

– Piel color rosada justo antes de que se desarrolle la congelación.

– Piel de color blanco o plomizo cuando se ha desarrollado la congelación.

-Dolor inicial, que desaparece rápidamente aunque generalmente no siente dolor en el área congelada.

– Cubra el área congelada con un pedazo de tela o frazada de lana.

– Si los dedos de la mano han sido congelados, haga que el paciente ponga el área congelada en el axilar del lado opuesto.

– Lleve al paciente a un área caliente, apenas sea posible.

– Ponga el área congelada en agua caliente a 40 o 41 ºC ( se puede verificar con u termómetro clínico).

– Envuelva suavemente el área congelada con un pedazo de tela de lana o frazada en caso que no tenga agua caliente dejando que la circulación de la sangre se restablezca por sí misma.

– Cuando la parte afectada está pálida, anime al paciente a mover los dedos de las manos o pies.

– Dar de beber bebidas agua o bebidas calientes ( no alcohol).

– No frote la piel con nieve o hielo porquel frotamiento de los tejidos congelados aumenta el riesgo de grangena.

– No use botellas de agua caliente o lámparas de calor sobre el área congelada.

– Buscar atención médica.

Heridas profundas en el pecho con posible lesión pulmonar


– Evite que el aire entre a través de la herida porque si esto no se hace, el pulmón se colapsará (para que se entienda el pulmón se desinfla).

– Sostenga con firmeza una gasa sobre la herida pudiéndose usar un cinturón alrededor del tórax para mantener la herida cerrada, Teniendo cuidado de poner la venda o cinto alrededor del tórax lo suficientemente ajustada para que no interfiera con la respiración normal.

– Llamar urgente a una ambulancia.

Insolación


  • Poner la persona a la sombra y si es posible en lugar fresco.
  • Sacar o aflojar la ropa.
  • Aplicar toallas, compresas frescas o humedecidas y proporcionarle agua si está consciente.
  • Si está inconsciente se pondrá en posición lateral de seguridad y buscar auxilio profesional y trasladarlo a un hospital.

Lipotimia (Desmayo)


Lipotimia: es un desmayo de corta duración (un par de minutos)

– Colocar la persona boca arriba en posición horizontal con las piernas levantadas.

– Si la persona tiene corbata aflojarla al igual que el cinturón.

– En caso de estar en un ambiente cerrado y de ser posible trasladarlo a un ambiente ventilado una vez recuperado.

– De ser posible controlar la presión arterial, y de estar baja hidratarlo con bebidas que contengan sodio.

Normas generales de primeros auxilios


A continuación te diremos lo que debes y no debes hacer al realizar primeros auxilios de urgencia.

– Compórtese tranquilo y sereno, actuando con calma ordenaremos mucho mejor nuestras ideas y actuaremos mejor además evitamos el pánico e inspiramos confianza.

– Llamar a un médico o a una ambulancia; recuerda que debes llevar contigo los teléfonos de emergencia.

– Aleje a los curioso que además de viciar al ambiente con sus comentarios pueden inquietar más al lesionado.

– Siempre deberá darle prioridad a las lesiones que pongan en peligro la vida. hemorragias, ausencia de pulso y/o respiración, envenenamiento y conmoción o shock

Examinar al lesionado:

– Revisar si tiene pulso, si respira y como lo hace, si el conducto respiratorio (nariz o boca) no está obstruido por secreciones, la lengua u objetos extraños; observa si sangra, si tienen movimientos convulsivos, entre otros. Si está consciente interrógalo sobre las molestias que pueda tener.

– Coloque al paciente en posición cómoda; manténgalo abrigado, no le de café, ni alcohol, ni le permita que fume.

– No levante a la persona a menos que sea estrictamente necesario o si se sospecha de alguna fractura.

– No le ponga alcohol en ninguna parte del cuerpo ni darle líquidos o en todo caso darle agua caliente.

– Prevenga el shock. controlando la hemorragia si la hay y mantenga la respiración del herido.

– No haga más de lo que sea necesario, hasta que llegue la ayuda profesional.

– Situación en las que indefectiblemente debe llamarse al médico es cuando la hemorragia es copiosa (esta es una situación de emergencia). Cuando la hemorragia es lenta pero dura más de 4 a 10 minutos.

– Para tomar el pulso Se colocan dos dedos en las arterias de la muñeca o del cuello. Deben sentirse aproximadamente 60/80 latidos por minuto en adultos, 100/120, y 140 en recién nacidos.

– Para verificar que el paciente respira acerque su oído a la nariz del lesionado. Coloque un espejo o vidrio (anteojos) cerca de la fosa nasal, para ver si se empeña. El número de respiraciones normales es de 15 a 20 por minuto.

– Examinar los reflejos y sus respuestas: Golpee la córnea para ver si el párpado responde con un movimiento. Observe si la pupila se contrae al iluminar el ojo con una linterna. Pellizque o pinche la parte interna del brazo o pierna, la cual debe moverse como respuesta.

LO QUE NO DEBES HACER.

No metas las manos si no sabes No toques las heridas con las manos, boca o cualquier otro material sin esterilizar. Usa gasa siempre que sea posible. Nunca soples sobre una herida. No laves heridas profundas ni heridas por fracturas expuestas, únicamente cúbrelas con apósitos estériles y transporta inmediatamente al médico. No limpies la herida hacia adentro, hazlo con movimientos hacia afuera. No toques ni muevas los coágulos de sangre. No coloques algodón absorbente directo sobre heridas o quemaduras. No apliques tela adhesiva directamente sobre heridas. No desprendas con violencia las gasas que cubren las heridas. No apliques vendajes húmedos; tampoco demasiado flojos ni demasiados apretados.

Ojos (lesión por sustancias químicas)


En general cualquier sustancia química puede dañar al ojo es por ello ante el derrame accidental la conducta debe ser la siguiente:

– Lavar el ojo con abundante agua durante 20 minutos.

– No tapar el ojo para dejar que el movimiento de los párpados y las lágrimas que se producen por la irritación continúen limpiando al ojo.

– y desde ya consultar urgente con el médico especialista llevando el envase del producto derramado para que el profesional conozca cual fue la sustancia química.

Quemaduras leves y moderadas


Son las típicas quemaduras por agua caliente o aceite, en estos casos lo primero que debemos hacer poner la parte del cuerpo quemada en agua natural, esa medida proporciona alivio de inmediato.

También se pueden usar posteriormente toallas o compresas humedecidas. La piel se pondrá colorada y luego según la profundidad de la quemadura se formarán ampollas, el dolor que provocan disminuirá con el transcurso de los días.

Y desde ya consulta con tu médico quien seguramente te indicará algún tipo de analgésicos tipo ibuprofeno 400 mg. cada 6 u 8 hs según dolor o diclofenac 75 mg. cada 12 hs hasta que el dolor disminuya y seguramente te prescriba una crema muy usada para curaciones cuyo componente principal es la sulfadiazina de plata y lidocaina (nombre comercial conocido Platsul A).