Parkinson

Síntomas


Temblor, lentitud de movimiento, rigidez, etc –


La enfermedad de Parkinson es una patología de comienzo lento y de evolución crónica que provoca cambios degenerativos de ciertas áreas del cerebro encargadas de controlar el sistema motor y cuyos síntomas están relacionados con una pérdida progresiva de la capacidad de coordinar los movimientos, temblor en reposo y con el tiempo lentitud en la iniciación de los movimientos y rigidez muscular.

Causas

Las causas son desconocidas en la actualidad, dicha enfermedad se produce debido a la degeneración de las células situadas en los ganglios basales cerebrales que origina una pérdida en la acción de la dopamina y una disminución en las conexiones entre las neuronas y en las células musculares. Sin embargo, se sabe que el factor genético favorece el desarrollo de la enfermedad y en algunos casos la drogadicción y los traumatismos pueden inducir la aparición de los síntomas.

Síntomas

– Temblor que se incrementa en reposo habitualmente empieza por la mano aunque a veces comienza por la mandíbula o el pie y que consiste en un movimiento rítmico hacia delante y atrás. Dicho temblor disminuye o desaparece al dormir.
– Lentitud en los movimientos espontáneos y automáticos. Es uno de los síntomas más importantes porque incapacita debido a que se les dificulta realizar las acciones mecánicas de las extremidades (brazos y piernas) en la vida cotidiana.
– Rigidez de brazos y piernas.
– Inestabilidad por lo cual se caen con facilidad debido a que los pacientes se inclinan hacia delante o atrás. Además se queda pegado como imantado al piso y cuando camina lo hace con pasos cortos y rápidos para no caerse
 – Trastornos al dormir teniendo pesadillas y somnolencia.
-Estreñimiento y dificultad para evacuar.
– Trastornos urinarios pudiendo tener incontinencia o dificultades para orinar.
– Falta de expresividad en la cara.
– Depresión
– Dificultad al tragar y masticar provocando babeo y broncoaspiración al comer.
– Trastornos en la dicción repitiendo palabras hablan rápido y en voz baja.
– Trastorno en la caligrafía cambiando la escritura haciendo la letra pequeña e irregular.

Diagnóstico

– El diagnóstico se basa un la historia clínica acerca de la observación de los síntomas sobre todo al comienzo de la enfermedad en la cual los síntomas leves.
– Tomografía axial computerizada (TAC) para confirmar el diagnóstico permitiendo visualizarse las lesiones cerebrales.

Tratamientos

Los tratamientos tienen como objetivo retrasar los síntomas de la enfermedad controlando los efectos secundarios de los medicamentos que se utilizan, los cuales favorecen la producción de dopamina.
Los fármacos usados son:
– Anticolinérgicos los cuales se prescriben al comienzo de la enfermedad
– Levodopa para casos más avanzados.
– Amantadina
– Selegilina
– Bromocriptina

Prevención

– De la rigidez: es muy importante la realización de ejercicios y la rehabilitación física en estos pacientes mediante la movilización de los miembros superiores e inferiores (brazos hombros, muñecas manos, piernas, tobillos, cuello, etc).
– De caidas: sacar del ámbito del paciente alfombras pequeñas y objetos o cosas con las que pueda tropezar o llevarlas por delante. En el baño colocar barandas, elevadores de inodoros así como asistirlos al bañarse a medida que se van deteriorando en sus funciones motoras o utilizando bastones, trípodes o andadores.
Cabe acotar que se les debe ayudar en casos más avanzados en su alimentación dándoles alimentos procesados en poca cantidad en cada cucharada para evitar la broncoaspiración al igual que cuando toman líquidos. Otro dato a tener en cuenta para facilitar la vida diaria del paciente y de las personas que lo atienden es el uso de ropa y calzado cómodo y práctica de poner.