Dolor de espalda

Síntomas


Dolor de espalda al moverse o al tocar o palpar –


El dolor de espalda es un síntoma frecuente que puede ser causados por diferentes enfermedades o por traumatismos. A veces se manifiesta repentinamente luego de que una persona tuvo un accidente o una caída o levanta algo que es muy pesado; en otros casos se puede manifestar lentamente como cuando la espina cambia debido a nuestro proceso de envejecimiento.

Otro factor es la condición física, una persona que no tiene buena condición física o hace mucho ejercicio luego de estar inactiva por varios días, tiene más posibilidades de sufrir dolorosas lesiones a la espalda que alguien que se ejercita más seguido.

Enfermedades como la artritis y otras condiciones como el embarazo y piedras en el riñón pueden también ser responsables del dolor de espalda, siendo una de la más frecuentes los problemas de columna vertebral.

Unas de las causas más importantes son por cuestiones laborales y tensionales, la gente cuyo trabajo involucra levantar o empujar objetos pesados especialmente cuando hacen que la espina se tuerza o vibre, son propensos a tener dolor o lesiones de espalda.

El dolor de espalda puede ser ocasionado por el rozamiento de las articulaciones, los ligamentos o los músculos de la espalda o por un pinzamiento (disminución del espacio entre la vértebras) debido a una estenosis espinal o hernia de disco que aprisiona la salida del nervio a nivel de la columna provocando su irritación y dolor.

CAUSAS
– Malas posturas al trabajar o dormir

– Falta de ejercicios

– Exposición a la vibración producida por maquinarias

– Traumatismos

– Esfuerzos bruscos por trabajo o deportes

– Artrosis de columna

– Osteoporosis

– Espondilitis

– Hernia de disco

– Infecciones renales

– Tumores

– Fumadores

Conducta a seguir:

– Evitar esfuerzos, malas posturas y demás medidas preventivas que te diremos a continuación.

– Saber que como existen varias enfermedades que provocan dolor de espalda es importante consultar con el médico quien hará su diagnóstico y comenzará con el tratamiento que dependerá también de las condiciones individuales el cual está dirigido en principio a aliviar el dolor con analgésicos, calmantes, relajantes musculares y ejercicios de rehabilitación, y en tratar las causas que lo originan.

El diagnóstico médico se basa en el interrogatorio y examen físico para determinar si el dolor es de origen músculo esquelético, neurológico o visceral, y se ayudará con los exámenes complementarios. Las radiografías permiten observar el grado de degeneración de los discos intervertebrales. También puede realizarse una resonancia magnética nuclear (RMN) que permite ver huesos, nervios y discos intervertebrales. Lo mismo sucede al realizar una tomografía computada.

Analgésicos vía oral o inyectables usados:

– Acido acetilsalicílico 500 mg cada 8 o 12 hs según dolor

– Diclofenac 75 mg cada 12 o 24 hs

– Diclofenac con pridinol cada 12 o 24 hs

– Ibuprofeno 400 mg cada 6, 8 o 12 hs

– Naproxeno 220 mg cada 12 o 24 hs

– Piroxicam 10 mg cada 12 o 24 hs

Tener presente que el uso prolongado puede provocar gastritis o ulcera gástrica.

Medidas de prevención:

– Controlar el peso corporal, ya que el sobrepeso produce gran tensión en la espalda.
– Al buscar un objeto a una altura superior a la de los hombros se debe parar sobre una base.
-No levantar objetos pesados.

– Flexionar las rodillas al levantar un objeto del suelo o por ejemplo, al tender la cama.

– Si se duerme boca arriba, la presión que se produce sobre la espalda es de 24 kg, por lo que se debe colocar un almohadón debajo de las rodillas: esto provoca una reducción de esta presión a la mitad.
– Si se duerme de costado, colocar un almohadón entre las piernas para evitar que las caderas tengan un movimiento rotatorio y se aumente la presión en la espalda.

– No acostarse boca abajo.

– Evitar el cigarrillo.

– Realizar ejercicios físicos para mejorar la flexibilidad del cuerpo y aumentar la fuerza y el tono muscular. Los mejores son los que producen estiramiento en la región lumbar. Se deben hacer con suavidad, lentitud según indicación médica.