Coronavirus (COVID-19)

El “coronavirus” es el proclamado nombre del nuevo brote que se desarrolla a nivel mundial, y el cual fue declarado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como pandemia global en el mes de marzo del presente año.

Sin embargo…

¿Qué es realmente el Coronavirus?

El coronavirus es una amplia familia de virus que se encuentran bajo estudio desde su descubrimiento en la época de los 60. Los distintos tipos de coronavirus pueden afectar tanto a humanos como a animales y provocar distintas enfermedades.

En los humanos, dependiendo del tipo de coronavirus, puede llegar a provocar desde un resfriado común hasta cuadros graves de neumonía.

Muchas personas creen que el coronavirus es un virus nuevo y mortal, pero dicha afirmación está lejos de la realidad. La mayoría de las personas han sido afectadas por algún tipo de coronavirus en algún momento de su vida, sobre todo en otoño o invierno, las épocas del año en las que es más común la proliferación de estos virus. Esto deja en evidencia que, gran parte de los coronavirus no son letales y pueden ser tratados de forma segura.

Entonces, si el coronavirus es una familia de virus…

¿Qué es la COVID-19?

COVID-19 es la enfermedad causada por un tipo de coronavirus especifico, el cual fue denominado como SARS-CoV-2, descubierto recientemente en China.

El brote de esta enfermedad tuvo origen en Wuhan, una ciudad sur-central de China. En diciembre de 2019 los funcionarios de salud del país notificaron un rápido aumento de personas infectadas, las cuales presentabas los mismos síntomas.

El SARS-CoV-2, el causante de la COVID-19, se continuó propagando por las comunidades chinas hasta expandirse a nivel mundial en un lapso de tiempo alarmante. Este virus se propaga a través de partículas infectadas, es decir, las secreciones liberadas por una persona infectada, ya sea cuando tose o estornuda. El virus permanece vivo en distintas superficies, sin embargo, continua incierto cuanto tiempo puede sobrevivir en estas.

El virus se esparce rápidamente y existe riesgo de que ingrese en el organismo si se tiene contacto con una persona infectada o una superficie contaminada y luego se lleva las manos a la boca, ojos o nariz.

Coroanvirus covid-19

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas de las personas infectadas por el SARS-CoV-2 son, comúnmente, dolor de garganta, tos, fiebre, congestión nasal, escalofríos y dificultad para respirar. La aparición de estos síntomas es de forma gradual y su intensidad varía dependiendo de cada paciente.

La mayoría de personas que desarrollen la enfermedad no requieren de tratamientos especiales y se pueden recuperar de forma exitosa tras mucho reposo y medicamentos para inhibir algunos síntomas.

El riesgo se presenta en las personas mayores o aquellas personas sufran de alguna alteración en el sistema inmunológico o que padezcan de enfermedades subyacentes, como alguna enfermedad pulmonar crónica, diabetes, enfermedades cardiacas o algún tipo de cáncer.

Por otro lado, existe una parte de la población que no llegará a desarrollar la COVID-19, es decir, son pacientes asintomáticos y no presentan ningún malestar.

¿Se puede prevenir el COVID-19?

Como método para detener la propagación del SARS-CoV-2, o coronavirus, muchos países han cerrado sus fronteras y aeropuertos y declarado cuarentena. Sin embargo, para prevenir el contagio y la COVID-19 de forma individual, es recomendable mantener una buena higiene.

La prevención parte de algo tan sencillo como lavarse correctamente las manos de forma frecuente, haciendo uso de agua y jabón o algún desinfectante a base de alcohol; evitar pasarse las manos por la boca, nariz y ojos y evitar el contacto con alguna persona infectada, o si se sospecha.

Por otro lado, si trabaja con pacientes infectados debe utilizar la protección necesaria, como mascarillas y guantes.

Prevenier el Coronavirus

¿Qué hacer si ya está infectado?

Las personas que tengan síntomas similares a los de la COVID-19, y han viajado o se han expuesto ante individuos infectados, es importante que conserven la calma y se informen sobre el tema.

Si aún no se ha comprobado la existencia del SARS-CoV-2 en su organismo es importante que guarde cuarentena hasta que le realicen la prueba correspondiente. En caso de que el resultado sea positivo, debe permanecer en cuarentena, guardar reposo y beber abundante líquido. También puede ingerir medicamentos que disminuyan la presencia de algunos síntomas.

Por otro lado, si los síntomas se agravan o tiene dificultad para respirar es conveniente buscar atención médica para que los profesionales determinen si necesita de un tratamiento especial.