Cáncer

Es bueno tomar conciencia que muchos de los agentes considerados cancerígenos pueden ser controlados y evitados por nosotros. Es por ello que conocer la relación entre un tipo de cáncer y un factor determinado puede ayudarnos a eliminar dicho factor para disminuir el riesgo.

Las medidas generales a tomar son:

– No fumar

– Evitar exponerse al sol por tiempo prolongado (especialmente personas de piel blanca o sensible)

– Mantener una adecuada higiene genital.

– Consumo de bebidas alcohólicas en forma adecuada sin excesos.

– Una dieta adecuada, rica en fibras vegetales, frutas y baja en grasas.

– En los grupos de lato riesgo como lo son los trabajadores de ciertas industrias, se deben tomar las precauciones adecuadas para protegerlos y mantener un control médico periódico y el conocimiento por parte del trabajador del tipo de sustancias al que esta expuesto y sus riesgos.

– Evitar la exposición a radiaciones (Rayos X, etc.) pues a la larga pueden causar trastornos.

Lo más importante a tener en cuenta que el diagnóstico precoz puede salvar tu vida es por ello que es tan importante evitar las factores de riesgo como la consulta a tu médico ante los primeros síntomas.

A continuación te daremos información sobre los factores de riesgo de cánceres frecuentes:

– Cáncer de la piel.

Factores de riesgo

Exposiciones prolongadas al sol, al viento o a las temperaturas frías. El riesgo aumenta en las personas de la piel blanca o clara. Exposición a sustancias químicas irritantes como arsénico, petróleo, carbón, parafina, especialmente por parte de trabajadores de esas industrias. Cicatrices provocadas por heridas o quemaduras graves. Exposición a rayos X y radiaciones de otros materiales radiactivos.

Síntomas:

Las personas que están expuestas a los factores de riesgos mencionados deben prestarle atención a úlceras o irritaciones crónicas que no cicatrizan; lunares y otras marcas de nacimiento que aumenten de tamańo o cambien de coloración.

Prevención:

Como medidas de prevención se debe usar protectores solares y evitar exposiciones al sol por tiempo prolongado, sobre todo si se tiene la piel muy sensible o muy blanca. La ropa debe ser adecuada para protegerse del sol, viento o frío según el caso. Los lunares y verrugas es recomendable extirparlos quirúrgicamente y las quemaduras, fístulas, etc., deben recibir el tratamiento adecuado para que cicatricen. Deben evitarse las irritaciones crónicas sobre una parte del cuerpo (como la que produce la pipa sobre el labio del fumador). Diagnóstico: Examen médico anual. Observación frecuente por sí mismo de las áreas sensibles de su piel, especialmente lunares, cicatrices y marcas de nacimiento.

– Cáncer del útero.

Factores de riesgo

Relaciones sexuales a temprana edad. Relaciones sexuales con diferentes individuos. Haber padecido enfermedades venéreas, herpes, etc.. Haber presentado citología alterada.

Síntomas:

Debe investigarse toda hemorragia vaginal prolongada irregular o desacostumbrada, lo mismo que manchas o pequeños sangramientos después de las relaciones sexuales. Diagnóstico: La citología cervical ha sido de gran ayuda para el diagnóstico precoz del cáncer. Consiste en tomar una muestra de la secreción del cuello del útero para examinar las células presentes. La muestra se extiende sobre una lámina, se aplica técnicas de laboratorio de fijación y coloración y luego se observa al microscopio.

Prevención:

Como medida de prevención lo indicado es hacer anualmente un examen médico y una citología cervical (también llamada Papanicolau). Toda mujer que haya iniciado su actividad sexual oque sea mayor de 18 ańos debe practicarse dicho control. Otras medidas de prevención son: retardar el comienzo de la actividad sexual y mantener relaciones sexuales con un solo individuo.

Cáncer del pulmón.

Factores de riesgo

Uso de tabaco. Exposición frecuente a ambientes donde los compuestos de cromo, níquel, derivados del petróleo, uranio, arsénico contaminante del aire.. Asbesto. Sílice. Antecedentes personales de cáncer de ovario o endometrio. Terapia frecuente a base de estrógenos (hormona femenina).

Síntomas:

Se debe estar alerta ante tos persistente, dificultad para respirar y dolor del tórax. Lo mismo que ante cualquier cambio de volumen, olor o presencia de sangre en el esputo. Diagnóstico: Las personas expuestas a los factores de riesgo mencionados deben someterse a un examen médico anual y control radiológico del pulmón; también se deben practicar exámenes frecuentes del esputo.

Prevención:

Entre las medidas de prevención, las más importante hoy en día es el abandono del hábito de fumar. El aumento de personas con cáncer del pulmón se debe casi en un 75% al uso de tabaco. En las industrias donde los trabajadores están expuestos a sustancias cancerígenas en el ambiente, se deben tomar medidas de seguridad para su protección ya que la incidencia de cáncer del pulmón entre ellos es muy alta y más aún si son fumadores.

– Cáncer del estómago.

Factores de riesgo

Personas con esofagitis del reflujo (inflamación del esáfago por irritación causada por reflujo del jugo gástrico del estómago). Falta de secreción de jugo gástrico. Gastritis crónica. úlcera gástrica. Abuso del tabaco y del alcohol.

Síntomas:

Son signos importantes, la pérdida del apetito, evacuaciones oscuras (negras) y la dificultad para tragar alimentos. Además otros signos son la inflamación de la mucosa gástrica o gastritis crónica y la pérdida de peso. Están más expuestos hombres y mujeres mayores de 35 ańos.

Prevención:

Como medida de prevención hay que tomar en cuenta la dieta, ésta debe se balanceada, pobre en grasa y rica en frutas, cereales y vegetales. El consumo de alcohol es causa frecuente de gastritis. Evitar comer frecuentemente alimentos saldos, ahumados, fritos, etc. Las personas con problemas del tracto digestivo como úlceras, pólipos, gastritis frecuentes u operadas del estómago, deben tener control médico periódico.

– Cáncer de la próstata.

Factores de riesgo

La incidencia aumenta con la edad principalmente después de los 50 ańos. Aunque los problemas de la próstata comienzan después de los 50 ańos, es a los 65 cuando se presentan los casos más severos.

Síntomas:

El cáncer de esta glándula es muy frecuente y se le debe dar la importancia debida a los síntomas, ya que generalmente la aparición del cáncer no reporta ninguna evidencia en un principio. Los primeros síntomas son dificultas para orinar, presencia de sangre en la orina y necesidad de orinar varias veces en la noche. Diagnóstico: La consulta a un especialista se hace necesaria para el diagnóstico. El examen médico comprende generalmente: tacto rectal, examen físico y exámenes de laboratorio.

Prevención:

Como medida preventiva, el examen prostático regular es necesario después de los 50 años. Ya que los resultados por diagnóstico precoz de la enfermedad son generalmente satisfactorios.

– Cáncer de mama.

Factores de riesgo

Las causas del cáncer de la mama no se conocen bien todavía. Pero, de acuerdo con la experiencia acumulada por as consultas médicas se pueden atribuir a los siguientes factores: Son más susceptibles de cáncer las mujeres obesas y las que tienen hijos después de los 30 ańos. Las que presentan lesiones crónicas en las mamas. Antecedentes familiares con cáncer de mamas. Antecedentes personales de cáncer de mamas. Menarquía precoz  (primera menstruación a edad temprana) y menopausia tardía.

Síntomas:

Prestar atención a cualquier molestia, dolor, masa o engrosamiento de los seńos o axilas que no desaparezcan en varios días. Otra señal de alerta es la supuración del pezón y hundimiento del mismo. Piel con hoyuelos retraídos o fruncida. Diagnótico: Toda mujer se puede practicar un auto examen y mantener así control sobre cualquier anormalidad que se presente, esto lo puede hacer cinco días después de la menstruación, todos los meses. Cualquier anormalidad debe ser consultada con un médico.

Prevención:

Anualmente se debe practicar el examen físico. Toda mujer debe hacerse el auto examen de los senos, ya que estos le permiten conocerse y detectarse a tiempo cualquier anormalidad.