Alzheimer

Síntomas: Falta de memoria, lentitud de los movimientos, desorientación tempero-espacial, pérdida de vocabulario, etc

¿Qué es el Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad lenta y progresiva neurodegenerativa que provoca cambios en el tejido de ciertas partes de su cerebro y una pérdida de un mediador químico llamado acetilcolina. Dicha sustancia permite que las células nerviosas se comuniquen entre si en actividades mentales vinculadas al aprendizaje, memoria y pensamiento. Los síntomas suelen aparecer a partir de los 65 años, pero también pueden manifestarse antes.

Causas

Si bien la etiología del Alzheimer es desconocida existen factores que pueden favorecer su aparición.

Factor genético

  • Herencia familiar : la enfermedad de Alzheimer familiar, una variante de la patología que se transmite genéticamente, supone el 1 por ciento de todos los casos. No obstante, se estima que un 40 por ciento de los pacientes con EA presentan antecedentes familiares.
  • Factores ambientales : El cigarrillo es un factor de riesgo bien conocido y también la dieta rica en grasas.
  • Edad : suele afectar a los mayores de 60-65 años, más frecuente en personas de 80 años pero también se puede dar a los 50 años incluso antes pero es más raro.
  • Sexo : es más frecuente en las mujeres.

Síntomas

  • Pérdida de memoria de corto plazo con dificultad para retener nueva información y de la memoria de largo plazo con incapacidad de recordar cumpleaños e información adquirida hace mucho tiempo.
  • Cambios de carácter: irritabilidad, confusión, apatía, decaimiento, falta de iniciativa y espontaneidad.
  • Pérdida de vocabulario
  • Dificultad para comprender palabras comunes.
  • Capacidad de razonamiento alterada.
  • Desorientación temporoespacial, por ejemplo, se pueden perder por su barrio o lugares conocidos..
  • Dificultad en el control de las extremidades, teniendo inconvenientes para vestirse.
Alzheimer

Evolución y estadios

La enfermedad a través de los años va progresando intensificándose los síntomas por lo cual se puede hacer una estatificación de la enfermedad de la siguiente manera:

  • Leve : En esta primera parte la enfermedad pasa desapercibida con olvidos que en la familia lo toman normales para la edad, no recordar donde se dejan las cosas por ejemplo las llaves y pequeños cambios de carácter como ciertas actitudes depresivas, cambios en el carácter y el humor, así como falta de iniciativa.
  • Moderado : En este estadio los síntomas se hacen notorios por los cual la familia se da cuenta por qué se les dificulta la comprensión y el razonamiento encontrándose deprimidos, aislados y con falta de interés de su entorno. Acentuándose cada vez más su falta de memoria.
  • Grave : en esta última etapa presenta desorientación permanente, pierde la capacidad de hablar de hablar correctamente diciendo cosas que no se encuentran relacionadas con apatía total, es decir, no tienen ningún interés de su alrededor. No comprenden cuando se les habla desconociendo familiares y teniendo una actitud inmóvil y rígida en muchos casos. Además repiten frases sin sentido gritan, ríen y lloran sin sentido.

Diagnóstico

  • Se realiza mediante la historia clínica recopilando los datos de los síntomas que aportan los familiares según dijimos anteriormente.
  • Laboratorio: los exámenes de sangre, orina e incluso mediante el análisis del líquido cefalorraquídeo para determinar si se trata de Alzheimer o de otras causas de demencia.
  • RM (resonancia magnética) que permite los cambios en la estructura y la forma cerebral. –
  • PET (tomografía por emisión de positrones) con la que se puede hacer un diagnóstico temprano de la enfermedad porque permite ver los cambios cerebrales en el comienzo de la enfermedad cuando los síntomas no son tan evidentes

Tratamientos

Los fármacos utilizados son aquellos inhibidores de la acetilcolinesterasa, por lo cual elevan los niveles de acetilcolina en el cerebro y retrasan el deterioro de la atención y la memoria. Son de elección para las etapas iniciales de la enfermedad donepezilo, rivastigmina y Tacrina. Además a este tratamiento se pueden asociar otros medicamentos según cada caso para tratar los síntomas que acompañan a la enfermedad tales como depresión, excitación, insomnio, etc.

Prevención

  • El ejercicio de la memoria y las actividades intelectuales (leer, crucigramas y juegos relacionados con el uso de la inteligencia) retrasan la enfermedad.
  • Dieta baja en grasas, evitar el habito de fumar y cabe acotar que la vitamina E tiene un efecto beneficioso para el cerebro.
  • Un diagnóstico precoz permite un tratamiento temprano retrasando los síntomas y la evolución de la enfermedad.